NUTRICIÓN DE PRECISIÓN

UN PLAN DE ALIMENTACIÓN A LA MEDIDA DE LOS GENES

¿POR QUÉ SE LLAMA NUTRICIÓN DE PRECISIÓN?

Porque se trata de adaptar nuestra dieta para que coincida con nuestro genoma.

OBJETIVO

Diseñar la dieta de cada persona de acuerdo con su genoma para mejorar la salud y prevenir enfermedades.

MEDICINA DE LAS 4 P

PERSONALIZADA: en base a un test genético a la medida de los genes

PREVENTIVA: actuar antes de que se desarrolle la enfermedad

PREDICTIVA: conociendo los riesgos genéticos sabemos qué prevenir

PARTICIPATIVA: la persona debe participar activamente modificando su estilo de vida

La nutrigenética es una ciencia que se ha desarrollado intensamente durante los últimos años tras el descubrimiento del Genoma Humano. El objetivo principal es aportar pautas nutricionales personalizadas en función del estudio del ADN de cada persona.

Hoy sabemos que los nutrientes que a una persona le hacen bien para mejorar su salud cardiovascular o controlar su peso corporal, en otra persona con diferente ADN no funcionan o su efecto beneficioso es menor.

Todas las personas somos diferentes, y nos diferenciamos en nuestro ADN

Esas diferencias en nuestro ADN es lo que nos hace únicos y que respondamos de forma diferente ante los mismos nutrientes.

La nutrigenética sería una forma de preguntarle a nuestros genes cuál es la mejor dieta para bajar de peso y cuidar nuestra salud.

El estudio genético Vitagenes WellnessAge® permite analizar genes clave para el control y descenso de peso así como para evitar el desarrollo de las enfermedades crónicas degenerativas propias del envejecimiento como la enfermedad cardiovascular, la diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer y la enfermedad de Alzheimer.

Todo comenzó hace unos años con el concepto de nutrigenética. Se empezó a evidenciar que era necesario adaptar una nutrición a la medida de cada persona.

Esta disciplina se aplicó directamente a las enfermedades crónicas degenerativas propias del envejecimiento. Nos referimos a las enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, sobrepeso u obesidad, ciertos tipos de cáncer y enfermedad de Alzheimer, entre las más destacadas.

Se demostró que existen genes específicos que predisponen al desarrollo de cada una de estas enfermedades. Se los denomina “genes candidatos”. Hay genes candidatos para desarrollar enfermedad coronaria. Genes candidatos para tener sobrepeso. Y así para cada una de las enfermedades descriptas.

Se avanzó más sobre el estudio de estos genes y se vio que tienen una fuerte relación con la herencia paleolítica. Estos genes, en la era paleolítica, tenían una composición de bases de nucleótidos específica, que le permitió, a ese hombre primitivo, vivir en condiciones de falta de alimentos y sin la exposición a los 4 millones de toxinas que hoy nos agreden en la vida moderna.

Lo que estudiamos en un test genético es la composición de genes candidatos específicos que nos permite conocer el genotipo exacto de cada uno de esos genes en esa persona en forma individualizada. Cada gen puede venir con un genotipo igual al paleolítico o adaptado a la vida moderna. Son las “cartas” que nos tocaron en el reparto cuando nacimos, para “jugar el partido de nuestras vidas”. Podemos ganar o perder con las mejores cartas o con las peores.

Si una persona nace con genes candidatos “paleolíticos” para el panel de genes asociados al riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, es muy probable que tenga una enfermedad coronaria, a lo largo de su vida, si fuma, o tiene sobrepeso o no corrige su colesterol alto.
Tener un gen con genotipo paleolítico significa tenerlo apagado en la vida moderna. No vino adaptado a esta vida actual y no nos protege de los daños que nos genera la modernidad. Pero sabemos que hay nutrientes específicos que tienen la capacidad de prender a esos genes.

Así, el nutriente A prende al gen M, el nutriente B prende al gen L, el nutriente C prende al gen X, etc. Al conjunto de todos los genes lo llamamos GENOMA. Y al conjunto de todos los nutrientes que le hacen bien al genoma, lo llamamos NUTRIOMA.

En definitiva, nuestra estrategia va a consistir en diseñar el NUTRIOMA ÓPTIMO para cada persona en forma individual, que logre mantener la estabilidad del genoma.

Estudiamos decenas de genes candidatos para conocer qué nutrientes específicos necesita esa persona. Esto es la NUTRIGENÉTICA. Los genes, agrupados en el genoma, cumplen 3 funciones básicas:

Replicación: permite la reproducción celular y tener células nuevas
Reparación: hay genes que reparan los daños en el ADN
Detoxificación: se encargan de eliminar las genotoxinas que dañan al ADN

Si estas 3 funciones se cumplen estamos frente a la ESTABILIDAD GENÓMICA.

¿CÓMO ES TODO EL PROCEDIMIENTO?

Se toma una muestra de saliva que permite analizar el genoma de cada persona.

Se identifican ciertas variantes genéticas específicas.

En función de toda esa información obtenida, se desarrollan un plan de alimentación y suplementos naturales en forma individual.

¿TE INTERESA COMENZAR A MEJORAR TU CALIDAD DE VIDA?

admin_beauNUTRICIÓN DE PRECISIÓN